¡Jesús es fuego devorador, llena de vida, renueva todo a su paso!

Reflexión dominical

Primera lectura: Lectura del libro de Jeremías (38,4-6.8-10)

 

En aquellos días, los dignatarios dijeron al rey: «Hay que condenar a muerte a ese Jeremías, pues, con semejantes discursos, está desmoralizando a los soldados que quedan en la ciudad y al resto de la gente. Ese hombre no busca el bien del pueblo, sino su desgracia». Respondió el rey Sedecías: «Ahí lo tenéis, en vuestras manos. Nada puedo hacer yo contra vosotros». Ellos se apoderaron de Jeremías y lo metieron en el aljibe de Malquías, príncipe real, en el patio de la guardia, descolgándolo con sogas. Jeremías se hundió en el lodo del fondo, pues el aljibe no tenía agua. Ebedmélec abandonó el palacio, fue al rey y le dijo: «Mi rey y señor, esos hombres han tratado injustamente al profeta Jeremías al arrojarlo al aljibe, donde sin duda morirá de hambre, pues no queda pan en la ciudad». Entonces el rey ordenó a Ebedmélec el cusita: «Toma tres hombres a tu mando y sacad al profeta Jeremías del aljibe antes de que muera». Palabra de Dios

 

Salmo: Sal 39,2.3;4.18

 

R/. Señor, date prisa en socorrerme.

V/. Yo esperaba con ansia al Señor;

él se inclinó y escuchó mi grito. R/.

 

V/. Me levantó de la fosa fatal,

de la charca fangosa;

afianzó mis pies sobre roca,

y aseguró mis pasos. R/.

 

V/. Me puso en la boca un cántico nuevo,

un himno a nuestro Dios.

Muchos, al verlo, quedaron sobrecogidos

y confiaron en el Señor. R/.

 

V/. Yo soy pobre y desgraciado,

pero el Señor se cuida de mí;

tú eres mi auxilio y mi liberación:

Dios mío, no tardes. R/.

 

Segunda lectura: Lectura de la carta a los Hebreos (12,1-4)

 

Hermanos: teniendo una nube tan ingente de testigos, corramos, con constancia, en la carrera que nos toca, renunciando a todo lo que nos estorba y al pecado que nos asedia, fijos los ojos en el que inició y completa nuestra fe, Jesús, quien, en lugar del gozo inmediato, soportó la cruz, despreciando la ignominia, y ahora está sentado a la derecha del trono de Dios. Recordad al que soportó tal oposición de los pecadores, y no os canséis ni perdáis el ánimo. Todavía no habéis llegado a la sangre en vuestra pelea contra el pecado. Palabra de Dios.

 

Evangelio: Evangelio según San Lucas (12,49-53)

 

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «He venido a prender fuego a la tierra, ¡y cuánto deseo que ya esté ardiendo! Con un bautismo tengo que ser bautizado, ¡y qué angustia sufro hasta que se cumpla! ¿Pensáis que he venido a traer paz a la tierra? No, sino división. Desde ahora estarán divididos cinco en una casa: tres contra dos y dos contra tres; estarán divididos el padre contra el hijo y el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra contra su nuera y la nuera contra la suegra». Palabra del Señor.

 

Reflexión

 

 

Inspirado en el texto de Lc. 12, 49- 53 puedo decir que la experiencia de Dios estaba “paralizada”. Todo estaba determinado a nivel religioso, la presencia y acción del Espíritu de Dios no contaba para los “creyentes dueños de la religión”. Las cosas eran como ellos la entendían o la pensaban. El pueblo debía limitarse  a obedecer.                                    

 

La ley, centro de la experiencia religiosa del pueblo, se había convertido en un arma de doble filo, manejada e interpretada desde criterios muy humanos y mezquinos sin tener en cuenta a Dios, origen y fin de toda norma. Entendemos desde muchos textos del Evangelio que Jesús vive en medio de una “religión” más doctrinal que humana; más de normas que de amor y misericordia. Una religión “estancada”, plena de ausencia de Dios y llena de preceptos humanos. Ya no se sabe lo que es realmente importante, quién es el prójimo, cual es el primer y más importante de los mandamientos.  Ahora se vive en función del sábado y no del ser humano, en función de ritos y no Dios. El culto ya no es agradecer, tampoco es expresión de un amor que recuerda las hazañas del Señor a lo largo de la historia; ya no es alabar ni bendecir ni entregar a Dios lo que con amor se esperaba. Ahora todo es negocio, todo es rito, todo es norma.  Y aquí está Jesús tratando de “recuperar”, de dar sentido, de llevar a plenitud la ley. Jesús “rescatando” a Dios que lo habían escondido entre tanta cosa. Está Jesús “limpiando” el nombre de Dios, presentándolo como el Dios del amor, de la ternura y de la misericordia.

 

Muchas personas aceptan a Jesús, pero no todas. Para muchos Jesús está “fuera de sí”, es un blasfemo; otros le conocen y por eso, como han visto a su familia, conocen a sus padres, no lo aceptan. Demasiado humano para ser Dios; demasiado cercano para ser Dios, demasiado “rostro” para alguien que tal vez esperaban desfigurado o como los jefes de la época se lo habían imaginado y diseñado.

 

Alguien, y fue Jesús, el Hijo de Dios, el que tenía que predicar, denunciar. Volver a que Dios fuera el Dios del amor, misericordioso y compasivo. Dios que salva, que vive y que camina en medio de la humanidad. Los que le aceptan, los que creen en Él, dan un salto en fe. Saben que las cosas no serán fáciles; que por el nombre de Jesús serán perseguidos, acusados, condenados. Muchos en casa no estarán de acuerdo. Pero había que poner el fuego, había que hablar la verdad, había que cambiar de mente y de Espíritu y comenzar a trabajar por el Reino de los cielos. El fuego está ardiendo y viene a consumir todo lo que es contrario a la verdad, a la plenitud de la experiencia de Dios. Jesús es fuego, lo lleva en su corazón y todo el que se acerca a Él es transformado, acrisolado.  Jesús es fuego devorador, llena de vida, renueva todo a su paso. Y este fuego debe arder en cada corazón, en cada realidad en la que un cristiano está presente. El fuego muestra, permite ver el propio rostro, el lugar en el que estamos y desde ahí podemos comenzar a trabajar por la paz.

 

La experiencia nueva de Jesús debe apasionarnos de tal manera que estemos dispuestos a tomar las decisiones que tengamos que tomar por el bien del Reino; el fuego nos habla de ser luz para los demás. Dejemos las tinieblas y todo lo que nos ata a la antigua condición de pecado y trabajemos juntos por el Reino de Dios que es fuego transformador.

 

Con mi bendición,

 

Fray Jaime Alberto Palacio González, OCD

 

Santa Mártir Carmelita Descalza: Edith Stein

Teresa Benedicta de la Cruz, Santa

 

 

Martirologio Romano: Santa Teresa Benedicta de la Cruz (Edith) Stein, virgen de la Orden de las Carmelitas Descalzas y mártir, la cual, nacida y educada en la religión judía, después de haber enseñado filosofía durante algunos años entre grandes dificultades, recibió por el bautismo la nueva vida en Cristo y la desarrolló bajo el velo de religiosa, hasta que, en tiempo de un régimen hostil a la dignidad del hombre y de la fe, fue desterrada y encarcelada, muriendo en la cámara de gas del campo de exterminio de Oswiecim o Auschwitz, cerca de Cracovia, en Polonia (1942).

 

Fecha de beatificación: 1 de mayo de 1987 por S.S. Juan Pablo I

Fecha de canonización: 11 de octubre de 1998 por S.S. Juan Pablo II

Etimológicamente: Teresa = Aquella que es experta en la caza, es de origen griego.

 

 

Cuando Edith Stein, la última de once hermanos, nació en Breslau el 12 de octubre de 1891, la familia festejaba el Yom Kippur, la mayor fiesta hebrea, el día de la expiación. "Esto hizo, más que ninguna otra cosa, que su madre tuviera una especial predilección por la hija más pequeña". Precisamente esta fecha de su nacimientó fue para la carmelita casi un vaticinio. El padre, comerciante de maderas, murió cuando Edith no había cumplido aún dos años. La madre, una mujer muy religiosa, solícita y voluntariosa, una persona verdaderamente admirable, al quedarse sola, debió hacer frente tanto al cuidado de la familia como a la gestión de la gran hacienda familiar; pero no consiguió mantener en los hijos una fe viva. Edith perdió la fe en Dios. "Con plena conciencia y por libre elección dejé de rezar".

 

Obtuvo brillantemente la reválida en 1911 y comenzó a estudiar germanística e historia en la Universidad de Breslau, más para tener una base de sustento en el futuro que por auténtica pasión. Su verdadero interés era la filosofía. Le interesaban también los problemas de la mujer. Entró a formar parte de la organización "Asociación Prusiana para el Derecho Femenino al Voto". Más tarde escribía: " como bachiller y joven estudiante, fui una feminista radical. Perdí después el interés por este asunto. Ahora voy en busca de soluciones puramente objetivas".

 

En 1913, la estudiante Edith Stein se fue a Gottinga para asistir a las clases universitarias de Edmund Husserl, de quien llegó a ser discípula y asistente, consiguiendo con él el doctorado. Por aquellos tiempos, Edmund Husserl fascinaba al público con un nuevo concepto de verdad: el mundo percibido no solamente existía de forma kantiana, como percepción subjetiva. Sus discípulos entendían su filosofía como un viraje hacia lo concreto. "Retorno al objetivismo". Sin que él lo pretendiera, la fenomenología condujo a no pocos discípulos y discípulas suyos a la fe cristiana. En Gottinga Edith Stein se encontró también con el filósofo Max Scheler y este encuentro atrajo su atención sobre el catolicismo. Pero todo esto no la hizo olvidar el estudio con el que debía ganarse el pan en el futuro y, en 1915, superó con la máxima calificación el examen de Estado. No obstante, no comenzó el periodo de formación profesional.

 

Al estallar la primera guerra mundial escribía: "ahora ya no tengo una vida propia". Siguió un curso de enfermería y prestó servicio en un hospital militar austríaco. Fueron tiempos difíciles para ella. Atendía a los ingresados en la sección de enfermos de tifus y prestaba servicio en el quirófano, viendo morir a hombres en la flor de su juventud. Al cerrar el hospital militar en 1916, siguió a Husserl a Friburgo en Brisgovia, donde obtuvo el doctorado "summa cum laude" con una tesis "Sobre el problema de la empatía ".

 

Por aquel tiempo le ocurrió un hecho importante: observó cómo una aldeana entraba en la Catedral de Frankfurt con la cesta de la compra, quedándose un rato para rezar. "Esto fue para mí algo completamente nuevo. En las sinagogas y en las iglesias protestantes que he frecuentado los creyentes acuden a las funciones. Aquí, sin embargo, una persona entró en la iglesia desierta, como si fuera a conversar en la intimidad. No he podido olvidar lo ocurrido". En las últimas páginas de su tesis de doctorado escribió: "ha habido personas que, tras un cambio imprevisto de su personalidad, han creído encontrar la misericordia divina"

 

¿Cómo llegó a esta afirmación?

 

Edith Stein tenía gran amistad con el asistente de Husserl en Gottinga, Adolf Reinach y su esposa. Adolf Reinach muere en Flandes en noviembre de 1917. Edith va a Gottinga. Los Reinach se habían convertido al Evangelio. Edith tenía cierta renuencia ante el encuentro con la joven viuda. Con gran sorpresa encontró una creyente. "Este ha sido mi primer encuentro con la cruz y con la fuerza divina que transmite a sus portadores... Fue el momento en que se desmoronó mi irreligiosidad y brilló Cristo". Más tarde escribirá: "lo que no estaba en mis planes estaba en los planes de Dios. Arraiga en mí la convicción profunda de que -visto desde el lado de Dios- no existe la casualidad; toda mi vida, hasta los más mínimos detalles, está ya trazada en los planes de la Providencia divina y, ante los ojos absolutamente clarividentes de Dios, presenta una coherencia perfectamente ensamblada".

 

En otoño de 1918, Edith Stein dejó la actividad de asistente de Edmund Husserl porque deseaba trabajar independientemente. La primera vez que volvió a visitar a Husserl después de su conversión fue en 1930. Tuvo con él una discusión sobre la nueva fe de la que la hubiera gustado que participara también él. Tras ello escribió una frase sorprendente: "Después de cada encuentro que me hace sentir la imposibilidad de influenciar directamente, se agudiza en mí el impulso hacia mi propio holocausto".

 

Edith Stein deseaba obtener la habilitación para la libre docencia, algo que, por aquel entonces, era inalcanzable para una mujer. A este respecto, Husserl se pronunciaba así en un informe: "Si la carrera universitaria se hiciera accesible a las mujeres, la podría recomendar encarecidamente más que a cualquier otra persona para el examen de habilitación". Más tarde, sin embargo, se le negaría la habilitación a causa de su origen judío. Edith Stein vuelve a Breslau. Escribe artículos en defensa de la psicología y de las humanidades. Pero lee también el Nuevo Testamento, Kierkegaard y el opúsculo de los Ejercicios espirituales de Ignacio de Loyola. Se da cuenta de que un escrito como éste no se le puede simplemente leer, sino que es necesario ponerlo en práctica.

 

En el verano de 1921 fue durante unas semanas a Bergzabern (Palatinado), a la finca de la Señora Hedwig Conrad-Martius, una discípula de Husserl. Esta señora, junto con su esposo, se había convertido al Evangelio. Una tarde Edith encontró en la biblioteca la autobiografía de Teresa de Ávila. La leyó durante toda la noche. "Cuando cerré el libro, me dije: esta es la verdad". Considerando retrospectivamente su vida, escribía más tarde: "mi anhelo por la verdad era ya una oración".

 

En enero de 1922 Edith Stein se bautizó. Era el día de la Circuncisión de Jesús, la acogida de Jesús en la estirpe de Abraham. Estaba erguida ante la fuente bautismal, vestida con el blanco manto nupcial de Hedwig Conrad-Martius, que hizo de madrina. "Había dejado de practicar mi religión hebrea y me sentía nuevamente hebrea solamente tras mi retorno a Dios". Ahora tendrá siempre conciencia, y no sólo intelectualmente, sino de manera tangible, de pertenecer a la estirpe de Cristo. En la fiesta de la Candelaria, una fiesta cuyo origen se remonta también al Antiguo Testamento, fue confirmada por el Obispo de Espira en su capilla privada. Después de su conversión, lo primero que hizo fue volver a Breslau. "Mamá, soy católica". Las dos lloraron. Hedwig Conrad-Martius escribió: "mira, dos israelitas y en ninguna de ellas hay engaño" (cf. Jn 1, 47).

 

Inmediatamente después de su conversión, Edith Stein aspira a entrar en el Carmelo, pero sus consejeros espirituales, el Vicario general de Espira y el Padre Przywara, S.J., le impiden dar este paso. Acepta entonces un empleo de profesora de alemán e historia en el Instituto y seminario para maestros del Convento dominico de la Magdalena de Espira hasta Pascua de 1931. Por insistencia del Archiabad Raphael Walzer, del convento de Beuron, hace largos viajes para dar conferencias, sobre todo sobre temas femeninos. "Durante el período inmediatamente precedente y también bastante después de mi conversión... creía que llevar una vida religiosa significaba renunciar a todas las cosas terrenas y vivir solamente con el pensamiento puesto en Dios. Gradualmente, sin embargo, me he dado cuenta de que este mundo exige de nosotros otras muchas cosas..., creo, incluso, que cuanto más se siente uno atraído por Dios, más debe "salir de sí mismo", en el sentido de dirigirse al mundo para llevar allí una razón divina para vivir". Su programa de trabajo es enorme. Traduce las cartas y los diarios del período precatólico de Newmann y la obra Quaestiones disputatae de veritate de Tomás de Aquino, en una versión muy libre por amor al diálogo con la filosofia moderna. El Padre Erich Przywara, S.J., la incitó a escribir también obras filosóficas propias. Aprendió que es posible "practicar la ciencia al servicio de Dios... sólo por tal motivo he podido decidirme a comenzar una serie de obras científicas". Encuentra siempre las fuerzas necesarias para su vida y su trabajo en el convento benedictino de Beuron, al que va para pasar allí las fiestas más importantes del año eclesiástico.

 

En 1931 termina su actividad en Espira. Intenta de nuevo obtener la habilitación para la libre docencia en Breslau y Friburgo. Todo en vano. Compone entonces una obra sobre los principales conceptos de Tomás de Aquino: "Potencia y acción". Más tarde hará de este ensayo una obra mayor, desarrollándola bajo el título de Endliches und ewiges Sein (Ser finito y Ser eterno) en el convento de las Carmelitas de Colonia. No fue posible imprimir esta obra durante su vida.

 

En 1932 se le asigna una cátedra en una institución católica, el Instituto de Pedagogía científica de Münster, donde tiene la posibilidad de desarrollar su propia antropología. Aquí encuentra la manera de unir ciencia y fe, y de hacer comprensible esta cuestión a otros. Durante toda su vida sólo quiso ser "instrumento de Dios". "Quien viene a mí, deseo conducirlo a Él ".

 

En 1933 la noche se cierne sobre Alemania. "Había oído ya antes algo sobre las severas medidas contra los judíos. Pero ahora comencé de pronto a entender que Dios había puesto una vez más su pesada mano sobre su pueblo y que el destino de este pueblo era también el mío". El artículo de la ley de los nazis sobre la raza ariana hizo imposible que continuara su actividad docente. "Si aquí no puedo continuar, en Alemania ya no hay posibilidades para mí ". "Me había convertido en una extranjera en el mundo". El Archiabad Walzer, de Beuron, ya no le impidió entrar en un convento de Carmelitas. Durante el tiempo que estuvo en Espira había hecho ya el voto de pobreza, castidad y obediencia. En 1933 se presenta a la Madre Priora del Monasterio de Carmelitas de Colonia. "Solamente la pasión de Cristo nos puede ayudar, no la actividad humana. Mi deseo es participar en ella".

 

Una vez más Edith fue a Breslau para despedirse de su madre y de la familia. El 12 de octubre fue el último día que pasó en su casa, el día de su cumpleaños y, a la vez, la fiesta hebrea de los tabernáculos. Edith acompaña a su madre a la sinagoga. Fue un día nada fácil para las dos mujeres. "¿Por qué la has conocido (la fe cristiana)? No quiero decir nada contra Él. Habrá sido un hombre bueno. Pero ¿por qué se ha hecho Dios? " . Su madre lloró. A la mañana siguiente Edith tomó el tren para Colonia. "No podía tener una alegría arrebatadora. Era demasiado tremendo lo que dejaba atrás. Pero yo estaba tranquilísima, en el puerto de la voluntad de Dios". Cada semana escribirá después una carta a su madre. No recibirá respuesta. Su hermana Rosa le mandará noticias de casa.

 

El 14 de octubre Edith Stein entra en el monasterio de las Carmelitas de Colonia. En 1934, el 14 de abril, tuvo lugar la ceremonia de toma de hábito. El Archiabad de Beuron celebró la misa. Desde aquel momento Edith Stein llevará el nombre de Sor Teresa Benedicta de la Cruz. Escribe en 1938: "Bajo la Cruz entendí el destino del pueblo de Dios que entonces (1933) comenzaba a anunciarse. Pensaba que entendiesen que se trataba de la Cruz de Cristo, que debían aceptarla en nombre de todos los demás. Es verdad que hoy entiendo mejor estas cosas, lo que significa ser esposa del Señor bajo el signo de la Cruz. Aunque ciertamente nunca será posible comprender todo esto, puesto que es un secreto". El 21 de abril de 1935 hizo los votos temporales. El 14 de septiembre de 1936, en el momento de renovar los votos, murió su madre en Breslau. "Hasta el último momento mi madre ha permanecido fiel a su religión. Pero, puesto que su fe y su firme confianza en su Dios... fue lo ultimo que permaneció vivo en su agonía, confío en que haya encontrado un juez muy clemente y que ahora sea mi más fiel abogada, para que también yo pueda llegar a la meta".

 

En el recordatorio de su profesión perpetua, el 21 de abril de 1938, hizo imprimir las palabras de San Juan de la Cruz, al que dedicará su última obra: "que ya sólo en amar es mi ejercicio ".

La entrada de Edith Stein en el convento de las Carmelitas no fue una huida. "Quien entra en el Carmelo no se pierde para los suyos, sino que le tienen aún más cercano; y esto porque nuestra profesión es la de dar cuenta de todos a Dios ". Dio cuenta a Dios sobre todo de su pueblo.

 

"Pienso continuamente en la reina Ester, que fue sacada de su pueblo para dar cuenta ante el rey. Yo soy una pequeña y débil Ester, pero el Rey que me ha elegido es infinitamente grande y misericordioso. Esto es un gran consuelo " (31.10.1938). El 9 de noviembre de 1938 se puso de manifiesto ante todo el mundo el odio que tenían los nazis a los judíos. Arden las sinagogas, se siembra el terror entre las gentes judías. La Madre Superiora de las Carmelitas de Colonia hace todo lo posible para llevar al extranjero a Sor Teresa Benedicta de la Cruz. La noche de fin de año de 1938 cruza la frontera de los Países Bajos y la llevan al monasterio de Carmelitas de Echt, en Holanda. Allí redacta su testamento el 9 de junio de 1939.

 

"Ya desde ahora acepto con gozo, en completa sumisión y según su santísima voluntad, la muerte que Dios me haya destinado. Ruego al Señor que acepte mi vida y muerte... de manera que el Señor sea reconocido por los suyos y que su Reino venga con toda su magnificencia para la salvación de Alemania y la paz del mundo... ". Ya en el monasterio de Carmelitas de Colonia, a Edith Stein se le había dado permiso para dedicarse a las obras científicas. Allí había escrito, entre otras cosas, De la vida de una familia judía. "Deseo narrar simplemente lo que he experimentado al ser hebrea". Ante "la juventud que hoy es educada desde la más tierna edad en el odio a los judíos..., nosotros, que hemos sido educados en la comunidad hebrea, tenemos el deber de dar testimonio".

 

En Echt, Edith Stein escribirá a toda prisa su ensayo sobre Juan de la Cruz, el místico doctor de la Iglesia, con ocasión del cuatrocientos aniversario de su nacimiento, 1542-1942. En 1941 escribía a una religiosa con quien tenía amistad: "una scientia crucis (la ciencia de la cruz) sólamente puede ser entendida si se lleva todo el peso de la cruz. De ello estaba convencida ya desde el primer instante y de todo corazón he pronunciado: Ave, Crux, Spes unica (te saludo, Cruz, única esperanza nuestra)". Su estudio sobre San Juan de la Cruz lleva como subtítulo: " La ciencia de la Cruz ".

 

El 2 de agosto de 1942 llega la Gestapo. Edith Stein se encuentra en la capilla con las otras Hermanas. En cinco minutos debe presentarse, junto con su hermana Rosa, que se había bautizado en la Iglesia Católica y prestaba servicio en las Carmelitas de Echt. Las últimas palabras de Edith Stein que se oyen en Echt están dirigidas a Rosa: "Ven, vayamos, por nuestro pueblo".

 

Junto con otros muchos otros judíos convertidos al cristianismo, las dos mujeres son llevadas al campo de concentración de Westerbork. Se trataba de una venganza contra el comunicado de protesta de los obispos católicos de los Países Bajos por los progromos y las deportaciones de los judíos. "Jamás había pensado que los seres humanos pudieran llegar a ser así, y tampoco podía pensar que mis hermanas y hermanos debieran sufrir así... cada hora rezo por ellos. ¿Oirá Dios mi oración? En todo caso, oye ciertamente sus lamentos". El Prof. Jan Nota, cercano a ella, escribirá más tarde: "para mí, ella es, en un mundo de negación de Dios, una testigo de la presencia de Dios".

 

Al amanecer del 7 de agosto sale una expedición de 987 judíos hacia Auschwitz. El 9 de agosto Sor Teresa Benedicta de la Cruz, junto con su hermana Rosa y muchos otros de su pueblo, murió en las cámaras de gas de Auschwitz. Con su beatificación en Colonia el 1 de mayo de 1987, la Iglesia rindió honores, por decirlo con palabras del Sumo Pontífice Juan Pablo II, a "una hija de Israel, que durante la persecución de los nazis ha permanecido, como católica, unida con fe y amor al Señor Crucificado, Jesucristo, y, como judía, a su pueblo ".

 

Palabra de Dios para tu día

Oración, evangelio, meditación

La tristeza (lun, 19 ago 2019)
Santo Evangelio según san Mateo 19, 16-22. Lunes XX del Tiempo Ordinario
>> Leer más

¡Que te conozcan Señor! (Sun, 18 Aug 2019)
Santo Evangelio según san Lucas 12, 49-53. Domingo XX del Tiempo Ordinario
>> Leer más

Ser niños delante de Dios (Sat, 17 Aug 2019)
Santo Evangelio según san Mateo 19, 13-15. Sábado XIX del Tiempo Ordinario
>> Leer más

Cuestión de amor libre, total, fiel y fecundo (Fri, 16 Aug 2019)
Santo Evangelio según san Mateo 19, 3-12. Viernes XIX del Tiempo Ordinario
>> Leer más

La presencia de Dios en mí (Thu, 15 Aug 2019)
Santo Evangelio según san Lucas 1, 39-56. Viernes XIX del Tiempo Ordinario
>> Leer más

Hermanos en Cristo (Wed, 14 Aug 2019)
Santo Evangelio según san Mateo 18, 15-20. Jueves XIX del Tiempo Ordinario
>> Leer más

La importancia de saber ser pequeños (Tue, 13 Aug 2019)
Santo Evangelio según san Mateo 18, 1-5. 10.12-14. Martes XIX del Tiempo Ordinario
>> Leer más

¿Por qué el sufrimiento? (Mon, 12 Aug 2019)
Santo Evangelio según san Mateo 17, 22-27. Lunes XIX del Tiempo Ordinario
>> Leer más

No temer sino confiar (Sun, 11 Aug 2019)
Santo Evangelio según san Lucas 12, 32-48. Domingo XIX del Tiempo Ordinario
>> Leer más

Morir para tener vida (Sat, 10 Aug 2019)
Santo Evangelio según san Juan 12, 24-26. Sábado XVIII del Tiempo Ordinario
>> Leer más

Santo del día

Santo (s) del día

San Juan Eudes (Mon, 19 Aug 2019)
En la segunda mitad del siglo XVI, vivía en Ri, Normandía (Francia), un granjero llamado Isaac Eudes, casado con Marta Corbin. Como no tuviesen hijos al cabo de dos años de matrimonio, ambos esposos fueron en peregrinación a un santuario de Nuestra Señora. Nueve meses después tuvieron un hijo, al que siguieron otros cinco. El mayor recibió el nombre de Juan y, desde niño, dio muestras de gran inclinación al amor de Dios. Se cuenta que, cuando tenía nueve años, un compañero de juegos le abofeteó; en vez de responder en la misma forma, Juan siguió el consejo evangélico y le presentó la otra mejilla. A los catorce años, Juan ingresó en el colegio de los jesuitas de Caén. Sus padres deseaban que se casara y siguiera trabajando la granja de la familia. Pero Juan, que había hecho voto de virginidad, recibió las órdenes menores en 1621 y estudió la teología en Caén con la intención de consagrarse a los ministerios parroquiales. Sin embargo, poco después determinó ingresar en la congregación del oratorio, que había sido fundada en 1611 por el futuro cardenal Pedro de Bérulle. Tras de recabar con gran dificultad el permiso paterno, fue recibido en París por el superior general en 1623. Juan había sido hasta entonces un joven ejemplar: su conducta en la congregación no lo fue menos, de suerte que el P. Bérulle le dio permiso de predicar, aunque sólo había recibido las órdenes menores. Al cabo de un año en París, Juan fue enviado a Aubervilliers a estudiar bajo la dirección del P. Carlos de Condren, el cual, según la expresión de Santa Juana Francisca de Chantal, "estaba hecho para educar ángeles". El fin de la congregación del oratorio consistía en promover la perfección sacerdotal y Juan Eudes tuvo la suerte de ser introducido en ella por dos hombres de la talla de Condren y Bérulle. Al servicio de los enfermos Dos años más tarde, se desató en Normandía una violenta epidemia de peste, y Juan se ofreció para asistir a sus compatriotas. Bérulle le envió al obispo de Séez con una carta de presentación, en la que decía: "La caridad exige que emplee sus grandes dones al servicio de la provincia en la que recibió la vida, la gracia y las órdenes sagradas, y que su diócesis sea la primera en gozar de los frutos que se pueden esperar de su habilidad, bondad, prudencia, energía y vida". El P. Eudes pasó dos meses en la asistencia a los enfermos en lo espiritual y en lo material. Después fue enviado al oratorio de Caén, donde permaneció hasta que una nueva epidemia se desató en esa ciudad, en 1631. Para evitar el peligro de contagiar a sus hermanos, Juan se apartó de ellos y vivió en el campo, donde recibía la comida del convento. Predicador ungido Pasó los diez años siguientes en la prédica de misiones al pueblo, preparándose así para la tarea a la que Dios le tenía destinado. En aquella época empezaron a organizarse las misiones populares en su forma actual. San Juan Eudes se distinguió entre todos los misioneros. En cuanto acababa de predicar, se sentaba a oír confesiones, ya que, según él, "el predicador agita las ramas, pero el confesor es el que caza los pájaros". Mons. Le Camus, amigo de San Francisco de Sales, dijo refiriéndose al P. Eudes: "Yo he oído a los mejores predicadores de Italia y Francia y os aseguro que ninguno de ellos mueve tanto a las gentes como este buen padre". San Juan Eudes predicó en su vida unas ciento diez misiones. Una de las experiencias que adquirió durante sus años de misionero, fue que las mujeres de mala vida que intentaban convertirse, se encontraban en una situación particularmente difícil. Durante algún tiempo, trató de resolver la dificultad alojándolas provisionalmente en las casas de las familias piadosas, pero cayó en la cuenta de que el remedio no era del todo adecuado. Magdalena Lamy, una mujer de humilde origen, que había dado albergue a varias convertidas, dijo un día al santo: "Ahora os vais tranquilamente a una iglesia a rezar con devoción ante las imágenes y con ello creéis cumplir con vuestro deber. No os engañéis, vuestro deber es alojar decentemente a estas pobres mujeres que se pierden porque nadie les tiende la mano". Estas palabras produjeron profunda impresión en San Juan Eudes, quien alquiló en 1671, una casa para las mujeres arrepentidas; en la que podían albergarse en tanto que encontraban un empleo decente. Viendo que la obra necesitaba la atención de religiosas, el santo la ofreció a las visitandinas, quienes se apresuraron a aceptarla. Después de mucho orar, reflexionar y consultar, San Juan Eudes abandonó la congregación del oratorio en 1643. La experiencia le enseñó que el clero necesitaba reformarse antes que los fieles y que la congregación sólo podría conseguir su fin mediante la fundación de seminarios. El P. Condren, que había sido nombrado superior general, estaba de acuerdo con el santo; pero su sucesor, el P. Bourgoing, se negó a aprobar el proyecto de la fundación de un seminario en Caén. Entonces el P. Eudes decidió formar una asociación de sacerdotes diocesanos, cuyo fin principal sería la creación de seminarios con miras a la formación de un clero parroquial celoso. La nueva asociación quedó fundada el día de la Anunciación de 1643, en Caén, con el nombre de "Congregación de Jesús y María". Sus miembros, como los del oratorio, eran sacerdotes diocesanos y no estaban obligados por ningún voto. San Juan Eudes y sus cinco primeros compañeros se consagraron a "la Santísima Trinidad, que es el primer principio y el último fin de la santidad del sacerdocio". El distintivo de la congregación era el Corazón de Jesús, en el que estaba incluido místicamente el de María; como símbolo del amor eterno de Jesús por los hombres. La congregación encontró gran oposición, sobre todo por parte de los jansenistas y de los padres del oratorio. En 1646, el P. Eudes envió a Roma al P. Manoury para que recabase la aprobación pontificia para la congregación, pero la oposición era tan fuerte, que la empresa fracasó. En 1650, el obispo de Coutances pidió a San Juan que fundase un seminario en dicha ciudad. El año siguiente, M. Oliver, que consideraba al santo como "la maravilla de su época", Ie invitó a predicar una misión de diez semanas en la iglesia de, San Sulpicio de París. Mientras se hallaba en esa misión, el P. Eudes recibió la noticia de que el obispo de Bayeux acababa de aprobar la congregación de las Hermanas de Nuestra Señora de la Caridad del Refugio, formada por las religiosas que atendían a las mujeres arrepentidas de Caén. En 1653, San Juan fundó en Lisieux un seminario, al que siguió otro en Rouen en 1659. ¡En seguida, el santo se dirigió a Roma a tratar de conseguir la aprobación pontificia para su congregación; pero los santos no siempre tienen éxito, y San Juan Eudes fracasó en Roma. Un año después, una bula de Alejandro VII aprobó la Congregación de las Hermanas de Nuestra Señora de la Caridad del Refugio. Ese fue el coronamiento de la obra que el P. Eudes y Magdalena Larny habían emprendido treinta años antes en favor de las pecadoras arrepentidas. San Juan siguió predicando misiones con gran éxito; en 1666, fundó un seminario en Evreux y, en 1670, otro en Rennes. Al año siguiente, publicó un libro titulado "La Devoción al Adorable Corazón de Jesús". Ya antes, el santo había instituido en su congregación una fiesta del Santísimo Corazón de María. En su libro incluyó el propio de una misa y un oficio del Sagrado Corazón de Jesús. El 31 de agosto de 1670, se celebró por primera vez dicha fiesta en la capilla del seminario de Rennes y pronto se extendió a otras diócesis. Así pues, aunque San Juan Eudes no haya sido el primer apóstol de la devoción al Sagrado Corazón en su forma actual, fue sin embargo él "quien introdujo el culto del Sagrado Corazón de Jesús y del Santo Corazón de María"', como lo dijo León XIII en 1903. El decreto de beatificación añadía: "El fue el primero que, por divina inspiración les tributó un culto litúrgico." Clemente X publicó seis breves por los que concedía indulgencias a las cofradías de los Sagrados Corazones de Jesús y María, instituidas en los seminarios de San Juan Eudes. Durante los últimos años de su vida, el santo escribió su tratado sobre "el Admirable Corazón de la Santísima Madre de Dios"; trabajó en la obra mucho tiempo y la terminó un mes antes de morir. Su última misión fue la que predicó en Sain-Lö, en 1675, en plena plaza pública, con un frío glacial. La misión duró nueve semanas. El esfuerzo enorme acabó con su salud y a partir de entonces se retiró prácticamente de la vida activa. Su muerte ocurrió el 19 de agosto de 1680. Fue canonizado en 1925 y su fiesta fue incluida en el calendario de la Iglesia de occidente en 1928. FUENTE: corazones.org
>> Leer más


Noticias del mundo católico

Papa Francisco

Acudir a un adivino a que lea la mano no es cristiano, afirma el Papa Francisco (Sun, 18 Aug 2019)
VATICANO, 18 Ago. 19 (ACI Prensa).- El Papa Francisco recordó que es una incoherencia llamarse cristiano y acudir a un adivino o adivina a que lea la mano: “Eso es superstición, no es de Dios”, aseguró.
>> Leer más

Así es la Basílica romana donde se custodia la Cruz de Cristo encontrada por Santa Elena (Sun, 18 Aug 2019)
VATICANO, 18 Ago. 19 (ACI Prensa).- Este domingo 18 de agosto la Iglesia celebra la fiesta de Santa Elena, madre del emperador romano Constantino, que viajó a Jerusalén entre los años 327 y 328 donde encontró la Cruz de Cristo y trasladó sus restos a Roma.
>> Leer más

El Papa pide que no se trate a las personas como números de estadísticas (Sat, 17 Aug 2019)
VATICANO, 17 Ago. 19 (ACI Prensa).- El Papa Francisco lamentó que se trate a las personas como “números de una estadística”: gente que escapa de la guerra y la pobreza, amenazada por la discriminación y la explotación.
>> Leer más

El Papa pide que la reconstrucción de Notre Dame simbolice un renacimiento de la fe (Sat, 17 Aug 2019)
VATICANO, 17 Ago. 19 (ACI Prensa).- El Papa Francisco pidió que la reconstrucción de la catedral de Notre Dame de París, parcialmente destruida en un incendio el pasado 15 de abril, simbolice un renacimiento de la fe de los cristianos.
>> Leer más

Papa Francisco invita a hacer este pedido a la Virgen para llegar al Paraíso (Fri, 16 Aug 2019)
REDACCIÓN CENTRAL, 16 Ago. 19 (ACI Prensa).- El Papa Francisco animó a los católicos a pedirle a la Virgen María que los ayude a ser santos para encontrarse con ella en el Paraíso.
>> Leer más

La “dormición” de la Virgen María explicada por el Papa San Juan Pablo II (Thu, 15 Aug 2019)
VATICANO, 15 Ago. 19 (ACI Prensa).- En el marco de la Solemnidad de la Asunción, recordamos lo que el Papa San Juan Pablo II explicó en su catequesis del 25 de junio de 1997, sobre la “dormición” de la Virgen María.
>> Leer más

Papa Francisco bendice estos 6.000 rosarios para los cristianos en Siria (Thu, 15 Aug 2019)
VATICANO, 15 Ago. 19 (ACI Prensa).- Al finalizar el rezo del Ángelus de este 15 de agosto, el Papa Francisco bendijo seis mil Rosarios que serán entregados a los cristianos en Siria en el marco de la campaña “Consuela a mi pueblo”, iniciativa promovida por la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada.
>> Leer más

Asunción de la Virgen María: Papa Francisco explica que Dios es alegría y no aburrimiento (Thu, 15 Aug 2019)
VATICANO, 15 Ago. 19 (ACI Prensa).- El Papa Francisco explicó que “Dios es alegría, no sufrimiento”. Así lo dijo el Papa antes de rezar la oración del Ángelus de este 15 de agosto, Solemnidad de la Asunción de la Virgen María a los cielos, fiesta en el Vaticano y en muchos países del mundo.
>> Leer más

Instituto Juan Pablo II: Expertos piden reintegrar a profesores despedidos (Thu, 15 Aug 2019)
REDACCIÓN CENTRAL, 14 Ago. 19 (ACI Prensa).- Un grupo de 49 expertos que son asesores externos del Pontificio Instituto Juan Pablo II solicitaron a sus autoridades revertir los despidos de los reconocidos profesores Mons. Livio Melina y P. José Noriega para que el centro mantenga su alto perfil académico y su reputación internacional.
>> Leer más

Entrevista con Juan Pérez Soba, profesor del Pontificio Instituto Juan Pablo II (Tue, 13 Aug 2019)
REDACCIÓN CENTRAL, 13 Ago. 19 (ACI Prensa).- El P. Juan Pérez-Soba, profesor de Pastoral Familiar del Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II para las ciencias del matrimonio y la familia, concedió una entrevista a ACI Prensa en la que se refiere a los aportes de esta casa de estudios y en donde critica los cambios realizados recientemente y que también han sido señalados por su vicepresidente y más de 240 alumnos y exalumnos.
>> Leer más

Nuestra Iglesia

Cardenal Omella anima leer “Varón y mujer los creó” sobre ideología de género (Sun, 18 Aug 2019)
MADRID, 18 Ago. 19 (ACI Prensa).- El Cardenal Juan José Omella, Arzobispo de Barcelona (España) ha enviado una carta en la que habla sobre el documento recientemente publicado por la Congregación para la Educación Católica titulado “Varón y Mujer los creó”, en el que se aborda “la cuestión de la ideología de género y de su incidencia en el mundo educativo”.
>> Leer más

Obispo de Vitoria sobre barco Open Arms: “Es inhumano mirar para otro lado” (Fri, 16 Aug 2019)
MADRID, 16 Ago. 19 (ACI Prensa).- El Obispo de Vitoria se ha sumado a las peticiones de asilo para las personas rescatadas en el Mediterráneo por el barco Open Arms, porque “es inhumano mirar para otro lado”.
>> Leer más

Así celebró Madrid a la Virgen de la Paloma (Fri, 16 Aug 2019)
MADRID, 16 Ago. 19 (ACI Prensa).- El Cardenal Carlos Osoro, Arzobispo de Madrid (España) celebró la festividad de la Virgen de la Paloma y destacó el gran valor que tiene esta devoción para el pueblo.
>> Leer más

Madrid celebra en la Asunción a la Virgen de la Paloma, patrona popular de la ciudad (Thu, 15 Aug 2019)
MADRID, 15 Ago. 19 (ACI Prensa).- Cada 15 de agosto, la ciudad de Madrid, capital de España, se engalana para celebrar la Solemnidad de la Asunción a través de la Virgen de la Paloma, una de las advocaciones marianas más queridas de toda España.
>> Leer más

Así se prepara Sevilla para celebrar a su patrona la Virgen de los Reyes (Wed, 14 Aug 2019)
MADRID, 14 Ago. 19 (ACI Prensa).- La Archidiócesis de Sevilla (España) se prepara para celebrar la festividad de su patrona, Nuestra Señora de los Reyes, que se conmemora el 15 de agosto, día de la Asunción de la Virgen.
>> Leer más

Ministerio de Justicia pide investigar agencias de vientres de alquiler (Tue, 13 Aug 2019)
MADRID, 13 Ago. 19 (ACI Prensa).- El Ministerio de Justicia de España pidió a la Fiscalía General del Estado la investigación de las agencias de vientres de alquiler que operan en el país.
>> Leer más

ONG católica lanza proyecto para evitar abandono escolar de niñas en Kenia (Mon, 12 Aug 2019)
MADRID, 12 Ago. 19 (ACI Prensa).- Manos Unidas Valencia en colaboración con varias parroquias de la Archidiócesis está desarrollando un proyecto en el sur de Kenia para facilitar el acceso al agua y al saneamiento a tres escuelas rurales.
>> Leer más

Valencia CF ofrece flores a la Virgen de los Desamparados en inicio de la Liga (Mon, 12 Aug 2019)
MADRID, 12 Ago. 19 (ACI Prensa).- Con motivo del próximo comienzo de la temporada de la liga de fútbol española, el Valencia CF visitó el pasado viernes la Basílica de la Virgen de los Desamparados.
>> Leer más

La Virgen María “sabe estar cerca de sus hijos”, recuerda Cardenal (Sun, 11 Aug 2019)
MADRID, 11 Ago. 19 (ACI Prensa).- El Cardenal Juan José Omella, Arzobispo de Barcelona (España), ha enviado su carta semanal en la que precisa que si bien “ser cristiano es vivir centrado completamente en Jesús. Sin embargo, no podemos olvidar lo que representó la figura de María, su madre, para Él y para todos nosotros”.
>> Leer más

De origen musulmán, rezó a Dios pidiendo conocer la Biblia: Esto fue lo que pasó (Fri, 09 Aug 2019)
MADRID, 09 Ago. 19 (ACI Prensa).- Brigilda nació en Durazzo (Albania), aunque cuando tenía apenas dos años sus padres y ella emigraron a Italia huyendo de la dictadura comunista.
>> Leer más



Nosotros

Festividad de la Virgen del Carmen en las comunidades OCDS

San José de Tenza - Boyacá

Este 16 de julio se llevaron a cabo en el territorio nacional las festividades de la Virgen del Carmen. Nuestras comunidades se hicieron presentes agradeciendo a Dios tan alto favor de encarnarse en una mujer que es ejemplo de escucha, silencio y acción ¡Felicidades a todos aquellos que la quieren tanto como nosotros!.

Santos Luis y Celia Martin - Bogotá

Oración para el mes de agosto

Familias, laboratorio de humanidad

Santa Teresa

Audiolibro de Las Moradas


Herramienta de traducción gratuita de páginas web